el tercer invitado…EL SILENCIO DEL PRIMER ENCUENTRO

…Girona, en Girona se escribió el tercer invitado, en Girona se estrenará y en Girona se han dado los primeros pasos, veremos donde llegamos… La ciudad estaba muy tranquila, el día era gris, parecía que todo su  Barri Vell fuera un decorado solo para nosotros.  El Centre Cultural La Mercè nos abrió las puertas.

La mayor expectación  era ver qué tipo de conexión y complicidad se podía crear entre Conchi y Georgina, como nos enfrentaríamos al texto por primera vez juntos y cuál serian las directrices a seguir. Partimos del expresionismo, compartimos y disfrutamos sobre todo de los desnudos de Egon Schiele, sus figuras, sus colores, su erotismo pero de repente y antes de cualquier previsión ya estábamos leyendo el texto y más rápido aún nos levantamos y empezamos con el primer acto. Repetición, la repetición es la base de la búsqueda o del encuentro…las primeras sensaciones eran extrañas, tal vez cierta dispersión, cierta inquietud pero lo que necesitábamos estaba ocurriendo. El día transcurrió tranquilo con una apacible comida y alguna anécdota simpática, las risas aparecían, síntoma que la cosa no iba mal del todo, nos sentíamos a gusto. Fue un día intenso.

Al día siguiente, todo se había transformado, la expectación y la inquietud se relajó, tan solo había ganas de empezar a trabajar. Ellas habían conectado y yo, el tercero en discordia rebajé mi inquietud, las primeras impresiones habían sido superadas, tocaba trabajar.

A pesar del aluvión de preguntas sobre los personajes, sobre el  fondo del texto su significado la manera de abordarlo, empezamos leyendo los 32 puntos del manifiesto del teatro de la palabra de Pasolini y generamos un debate interesantísimo donde se apreció con claridad nuestro punto de vista sobre el teatro y el arte. Mas cuadros expresionistas y comienzan las cuestiones, no hay nada mejor que cuestionarlo todo, incluido el texto, es maravilloso hacer que todo crezca a partir de la reflexión profunda.

Sin más Conchi y Georgina,  se fundieron en un abrazo y de un tirón, una y otra vez sin margen alguno leían y se movían por la sala, yo solo podía mirar, no podía dejar de mirar, cada vez que llegábamos al final se hacia un enorme silencio, no salían las palabras, ni un solo gesto, nada, silencio…el tercer invitado es un texto desgarrador que se mete en las entrañas y te hace tragar saliva, bueno el texto declamado por ellas claro…solo nos salía un uffffff….ya habrá tiempo de matizar, de corregir, de cambiar, de reescribir, de trabajar el ritmo, la intensidad…pero una cosa queda clara ya desde el principio, la obra te paraliza, te detiene, te hechiza con las palabras, te deja en silencio.

Ojala consigamos que todos los que podáis disfrutar de la obra, podáis sentir todo eso y más, porque esto no ha hecho más que comenzar.

Georgina y Conchi ya son Sofía y Paola, gracias por dejarme mirar espero que no dejen de miraros nunca…es un gran placer.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en El Comienzo, El tercer invitado. Teatro. y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s